Equilibrio Fisco-Emocional. Descodificación del Lenguaje Corporal. Parte III

el-cuerpo-habla-aprende-a-decodificar-su-lenguaje

Equilibrio Fisco-Emocional. Descodificación del Lenguaje Corporal. Parte III

Continúo con la descodificación del cuerpo, un poco para ir comprendiendo el porqué de las reacciones o manifestaciones del cuerpo y una guía para modelar y tener conocimiento del origen de muchas cosas que a la larga será una herramienta para conocernos aun más.

Hablaré del centro de actividad principal que se encuentra en la cabeza, que es donde se crean los pensamientos y que luego se instalaran en alguna zona del cuerpo.

En la concepción el embrión inicia su formación por la cabeza y la columna vertebral  y ese movimiento descendente de engría es llamado desarrollo céfalo-caudal.  Luego  esa energía se traslada al exterior desde la columna vertebral de donde se emana una fuerza que va a  las piernas y los brazos  y sería esta la energía que da acción y movimientos.

De ésta forma quedará instalada esta energía de movimientos entre las caderas y los pies y se verá reflejada en la dirección que tomamos en la vida, en la proyección nuestra en relación al entorno y con los movimientos energéticos internos. La cadera estaría manifestando nuestra resistencia al cambio de nuestra trayectoria en la vida. También la pelvis habla de la forma en que  expresamos nuestra polaridad y el movimiento propio de la relación con los demás, es la parte del cuerpo a través de la cual podemos expresar la energía del corazón al compartir nuestra sexualidad y la liberación del miedo a través de la micción.

De las caderas la energía desciende a las piernas, que son el medio de movilidad y que nos permiten trasladamos según los sentimientos en relación a los pensamientos, seguimos descendiendo y encontramos las rodillas,  que hablan de la rendición ante la autoridad o poder superior, humildad, entrega, y pudieran estar hablando de autoestima en cuanto a la seguridad de quien somos  y confianza en sí mismo; también en las rodillas se manifiesta  el orgullo y la obstinación,  la inflexibilidad y esto son impedimentos para avanzar en la vida.

Los tobillos representan el apoyo mental y  espiritual en que confiamos y que nos permite la movilidad,  los tobillos son la articulación  que  dará a los pies  dirección y agarre en  la vida, al ceder el tobillo nos desplomamos literalmente en la vida y nos estaría marcando una pausa para evaluar la progresión  que tenemos en la vida.  Los pies son el contacto con la madre  tierra, donde emergen las raíces que nos fijan y nutren, y nos dan un lugar,  sus características y fuerzas, también el sentido de pertenencia a una gran célula  familiar. Cuando la dirección de la vida la hacemos consiente y no es la apropiada o la que deseamos entonces los pies lo manifestarán de alguna manera, se tropieza con todo, se hinchan, duelen o cualquier golpe se dará en esa zona.

Dado que esta zona del cuerpo es de mayor longitud, requerirá de mayor energía para lograr la conexión con la tierra, esto nos exigirá un mayor esfuerzo para que podamos consolidar nuestra posición y asegurarnos de tener un sitio donde depositar los sentimientos, expresarnos con propiedad y crear nuestra base. La  identificación personal. “YO SOY”

Zoraida Griman

Psicoteraperuta

Twitter: @zoraidagriman

Instagram: @zoraidagriman               Web: zoraidagriman.com