Equilibrio Fisco-Emocional. Papá, ¿dónde estás?

 

  Equilibrio Fisco-Emocional. Papá, ¿dónde estás?

En nuestra sociedad, es muy común escuchar, nos abandono cuando estábamos pequeños, no lo conocí, vivió con nosotros pero en realidad nunca compartí con él, nunca estaba, etc. Los hombres huyen, esa es su tendencia y las mujeres a salir adelante con los hijos y con el hogar en todos los sentidos. Cabe destacar que en la actualidad ha bajado el número de padres que abandonan totalmente a los hijos,

Sin embargo, en todos nosotros existe un padre, alcohólico, ausente, agresivo, cobarde, pero también el cálido, el amoroso, el responsable, hermoso y ese aflora en nosotros cuando somos adultos, bien para atraer parejas,  para seleccionar amigos y/o conseguirnos con la copia en profesores, jefes o cualquier otra autoridad masculina. Es un sello que nos da una medida para la selección, por ello, es importante ver cuál de estas imagenes existe en ti, y no olvidar que son seres humanos, con defectos, virtudes y cualidades, que al reconocerlas y entender que le pertenece a ellos, puedes tu modelar esa impronta.

Esta aclaratoria, es  porque lo que no se hace consciente y se transforma, se convertirá en una sombra, y marcará en gran medida  tus valores, para la aprobación o desaprobación de ti mismo hacia tu persona, la seguridad y la fuerza, porque papá representa el yang, que es la energía que se manifiesta hacia el exterior y  se expande. Papá como generador o proveedor tendrá que ver con la forma de crear tu productividad. Al crecer sin ver la fuente que te proporciona el sustento, no creerás que existe y mucho menos que la puedas crear, falta de fuerza, iniciativas y debilidad en tus ideas y propuestas. Al no recibir, no estarás preparado para recibir de la vida.

Cuando las madres, hablan mal del padre de sus hijos concebidos en esa relación, en realidad lo hacen a través del dolor y rabia que está instalada en ellas, pero en realidad el daño mayor es para los hijos, decirle que es un desgraciado que los abandono, decirles que al él no le importamos, nos dejo por una cualquiera, etc. Y algunas prefieren incluso decirles que está muerto y negar la posibilidad de que sea el hijo qien decida, todo ello tendrá un peso muy grande en ese  niño o niña cuando se convierta en adulto. Citaré algunas de las muchas consecuencias que generará este comportamiento de la madre en el hogar al referirse de forma negativa del padre de sus hijos, el varón quizás haga lo mismo, honrando al héroe que nunca estuvo a su lado, y la hembra no creerá en ningún hombre,  y  no podrá llevar adelante ninguna relación, ya que no creerá en relaciones de pareja y ella misma creará una situación para abandonar la relación antes de que la abandonen a ella.

Otra situación que se pudiera dar y sería muy delicada por cierto, es que nuestra conformación genética somos 50% papá y 50% mamá, entonces todo lo que usted le dice a sus hijos de su padre, se lo está diciendo y etiquetando a ese 50% que conforma la genética paterna de sus hijo. Es decir, que sus hijos alojaran esa información y la llevaran en la conformación de la memoria celular y ciertamente se creerán que esas características son suyas y sus acciones inconscientes, estarán basadas en esa fuente de información, de allí que muchas veces no entiendan el porqué repiten situaciones que no son beneficiosas, pero no saben cómo salir de ese círculo, porque se ha convertido en algo normal, porque crecieron con esa información y además en la sistémica familiar seria honrar a los ancestros y esto es lo que estaría alojado en su inconsciente.

Sé que es difícil en situaciones de dolor, ausencia, maltrato en algunos casos, y dificultades económicas entre otras,  poder hablar bien de ese ser y es también loable el no querer escuchar ni su nombre, pero aquí la sugerencia es buscar ayuda y cerrar ese ciclo, es sanador para ti y para tu entorno y te permitirá abrirte a una nueva relación si es tu caso o podrás  vivir en paz contigo misma.

A los hijos les sugiero, dejar ese tema para papá y mamá, es un tema de pareja, no importa el color de esa historia, tú eres HIJO o HIJA,  no pareja y nada de venganzas y rencores, no son tuyos, fueron adquiridos por lealtad y tampoco fue tu elección.

Honra a ese ser que amo a tu madre de  forma tal que en un instante sagrado y de profundo amor te crearon, se conectaron con la esencia de la vida y a través de un chispazo de Luz Divina dieron inicio a tu vida.

Honra esa parte Sagrada de tu Ser, que a través de almas en algún lugar decidieron reencontrarse en este plano y formar parte de tu creación. Agradece la vida, agradece el amor que es la esencia de tu ser, conformado por papá y mamá y ámalo profundamente como a ti mismo.

No se lo tienes que buscar a papá y decírselo, en el caso de que no te sientas preparado para ello, o que ya no esté en este plano, tampoco entrar en conflicto con mamá. Es un trabajo individual, siente amor que es la energía que se encarga de todo lo demás. EL amor es lo único que trasforma, transmuta y da vida.

 

Zoraida Grimán

Terapeuta de Equilibrio Físico-Emocional

Twitter:      @zoraidagriman

Instagram: @zoraidagriman

Web: zoraidagriman.com

Youtube: zoraida griman