Equilibrio Fisco-Emocional. Siempre si…Complaciente…

Equilibrio Fisco-Emocional. Siempre si…Complaciente…

 

Seguramente conocerás a alguien que es la más o el más popular, el que siempre puede y con quien todo el mundo cuenta…Y por supuesto esa persona se sentirá el mejor hijo, pareja, padre o madre, hermano, hermana,  el más popular, el súper amigo etc…

Qué pasa con ese ser súper complaciente, el decir NO le es imposible, por miedo a perder, a quedarse solo, a no ser indispensable, ese constante pagar para ser aceptado, o sentirse importante…entre otras cosas que están en el inconsciente de esa actitud.

Cuando esto se ha convertido en parte de tu personalidad, comienzan a ser actos  mecánicos, incluso impulsivos, dejando de lado cosas importantes en ese momento para ocuparse de los demás, sin pasar por el filtro o por el análisis del realmente quiero hacerlo,  o debo hacerlo.

La tendencia es a no escucharse y en cualquier momento el cuerpo lanzará señales que serán implosiones de tanta contención.  Se llenarán de resentimientos, pesos y podrían incluso enfermar. Es el momento de evaluar y preguntarte si lo quieres hacer y sentir tu cuerpo. Date la oportunidad de medir dos fuerzas antagónicas, la que no quiere hacerlo y la que tiene que hacerlo. También de salirte de la escena y colocarte fuera de ella, te darás cuenta de que no eres la parte importante del evento y  que además ni siquiera es tuyo! Es un gran paso hacia la coherencia y la honestidad te dará paz interior.

No estoy hablando de egoísmo, ni de quedarte sola/o, es darte cuenta que si te conviertes en héroe tendrás un alto precio que pagar, llegarás a sentir vacio y tus debilidades serán una carga, esas que vez en otros, están en ti y no te das el permiso de sanar, sino de resaltar y tapar a los demás. Verlas en ti es evolucionar.

Muchas personas amorosamente tienen actos leales muy altos, pero se niegan el derecho a crearse su propia vida, porque piensan que no se la merecen y trasladan este sentimiento o creencias hacia los demás y es por ello que sus entregas son impulsivas y con miras a proveer todo. Este sentimiento se puede trasladar a menorías de temprana edad, por ejemplo a ser buena hija para ser reconocida por alguno o ambos padres,  o “si lo hace como yo te digo tendrás el premio”.. Si limpias tu cuarto entonces podrás salir y en el futuro te dirán: si vacías tu vida como yo te digo y además me permites ayudarte, seguro de eso saldrás y es que no permites que cada quien genere su propia vía de salida, porque tu no lo has logrado hacer y por ello te llenas de tantas personas que crees tú dependen de ti. Esa es tu realidad creada y sostenida en el tiempo, solo válida para ti.

 

El complacer versus merecer no tienen nada que ver con hacer cosas que creemos buenas. Es nuestra poca capacidad de aceptar las cosas como son para los demás y las que te estorban. Las cosas se aceptan y se toman para crecer y aprender, no son buenas ni malas, simplemente son. Cada quien tendrá su propia visión y así para nosotros, tanto es así que no te pertenecen.

Deja de ser tu juez y del pasado, fue así pero tienes el libre albedrio de hacerlo diferente, cambia el monologo negativo de ti y de tu entorno, sustituye por ideas en positivo y presente, crea y créetelas, revisa cuánto desamor existe en cada acto y cuánto ego.

El mejor aplauso va por dentro y el reconocimiento es el tuyo, porque está basado en tus códigos personales que son los propios…los tuyos.

 

Zoraida Grimán

Terapeuta de Equilibrio Físico-Emocional

Twitter:      @zoraidagriman

Instagram: @zoraidagriman

Web: zoraidagriman.com